Soy consultor independiente en pequeñas y medianas empresas, e inexplicablemente hay personas que me pagan por ello.

...A ver, la gente paga por cualquier cosa, esto también es cierto...

Me llamo José David Fernández, y desde que hace un tiempo dejé mi puesto como consejero delegado en una empresa tecnológica, ahora acompaño a diferentes empresarios y empresarias en los procesos de transformación y mejora de sus negocios.

La forma de trabajar

Destripo tu negocio, vemos donde tiene zonas de mejora, planteamos diferentes formas de abordarlo y lo ponemos en marcha. Pero lo hacemos tú y yo, en conjunto.

Y si esto te parece mínimamente interesante como para dedicarle unos segundos más, aquí van varias cosas que puedes hacer en esta web.

Si aun no lo tienes claro y quieres descubrir de primera mano en que consiste mi trabajo. Es aquí.

Si ya lo tienes claro y crees que yo puedo ser la persona que necesitas tú y tu negocio. Es aquí.

Si quieres saber más sobre mí y sacar tus propias conclusiones sobre si soy o no un tarado. Es aquí.

Sea cual sea la ruta que elijas, me alegro que estés por aquí y por la posibilidad de transformar tu negocio, de infundirle vida y prepararlo para un futuro lleno de posibilidades.

Me gusta trabajar con personas inteligentes

No hablo de tener un alto coeficiente intelectual, ni de tener patentes. Es algo más sencillo.

Hablo de personas que son conscientes que lo normal en una persona es tener más desconocimiento que conocimiento. Hablo de personas que tienen la humildad de reconocer las limitaciones. Hablo de las personas que saben que los resultados no vienen por arte de magia. Hablo de personas que les gusta que les respeten y por lo tanto ellos también respetan.

Sobre Mi

Me gusta la comodidad de las camisetas y deportivas. Soy austero, desordenado y estoy orgulloso de ser de pueblo. Disfruto bajando al bar, incluso cuando estoy solo. Llevo mal la resaca y soy aficionado al vuelo en avioneta. Me gustan las conversaciones productivas y, siempre que puedo, duermo una siesta antes de comer.

Pero sobre todo, me gusta observar y analizar lo que sucede a mi alrededor y pensar en cómo puedo mejorarlo y si puede ser con una cerveza en la mano, mucho mejor. Una última cosa, en casa me dicen que soy algo cabezón, pero yo creo que no tienen razón.

Otra última cosa, no soy un gran usuario de redes sociales, tengo mi propia manera de conectar con el mundo

Puede que esto no sea lo típico que esperas escuchar de alguien que se dedica a transformar negocios, pero este soy yo y tengo muchísima suerte porque me gusta mucho lo que hago. Y a pesar de mis peculiaridades, mi objetivo es sencillo y directo: llevar a las empresas a un nivel de excelencia que las haga vibrantes, competitivas y listas para afrontar el futuro con energía.

Sobre esto, te puedo decir que lo hago en todo tipo de empresas con tamaños y sectores muy variados, pero mi ojito derecho son las empresas que operan en sectores aburridos y cuya frase más habitual es:

toda la vida se ha hecho así

¿Te pica la curiosidad?

Para descubrir cómo una toma de decisiones profesionalizada puede mejorar el rumbo de cualquier negocio, aquí abajo. Quizás algún día trabajemos juntos.