Consultoría de empresas para negocios valientes

Antes de contarte qué hago y cómo trabajo, déjame contarte algo que quizás te ahorre mucho tiempo.

Los negocios valientes son los que tienen un propósito en la sociedad y en el mundo. Y sobre todo, las personas que están al frente de negocios valientes disfrutan de sus negocios, disfrutan de su gestión y de los retos que se les plantean. Y esto las convierte casi siempre en personas valientes.

Personas que tienen emociones, las expresan y además quieren generar y transmitir esas emociones a sus clientes a través de sus negocios.

Esta consultoría para empresas es para estas personas y sus negocios. Es para las personas que consideran que el dinero es la consecuencia de lo que hacemos. Aquí no hay cultura del pelotazo.

Además, se basa en la sencillez. Lo sencillo funciona; lo complejo enreda y se abandona. Con lo sencillo avanzas; lo complejo te frena.

Sentir. Cambiar. Disfrutar.

Me llamo David Fernández

y mi trabajo es transformar tu negocio en un negocio vibrante, con un ADN propio y diferenciado de la competencia y para ello uso en repetidas ocasiones los tres verbos anteriores:

Un resumen de lo que encontrarás

Te dejo algunas de las dudas más comunes que suelen tener todos los que terminan esta parte de mi web, aunque te recomiendo que leas hasta el final de la página para conocer mejor qué te vas a encontrar en caso de que decidas dar el paso.

¿Qué te puedo ofrecer?

Un directivo profesional que junto contigo va a transformar tu negocio y su forma de gestión. Juntos conseguiremos crear un negocio con un ADN propio.

¿Para quién es este servicio?

Personas que están al frente de un negocio y que sienten que hay “algo” que podrían hacer mejor. Me gusta llamarlos buscadores de brillo con luz propia.

¿Cómo se paga?

Hay un pago inicial para la investigación de negocio y luego se paga mes a mes. Sin permanencias ni ataduras.

¿Por qué mi trabajo como consultor es diferente?

Cuando trabajas conmigo, no estás contratando a un becario o a un consultor anónimo. Te ofrezco un servicio excepcionalmente personal y comprometido, porque soy yo mismo, con toda mi experiencia y conocimientos, quien trabajará directamente contigo.

Cada año, selecciono cuidadosamente entre 4 y 6 proyectos para participar en ellos como consultor, garantizando así la máxima atención y calidad en cada uno. Mi enfoque no se limita a ofrecer visiones estratégicas o a manejar herramientas y técnicas, sino que también me involucro directamente en la ejecución de los cambios cuando es necesario.

Con el paso de los años he aprendido que transformar un negocio implica mucho más que simples ajustes mecánicos o financieros en Excel o PowerPoint que haría cualquier consultora del mercado. Se trata de abordar y comprender profundamente las emociones y perspectivas que generan los cambios en clientes, empleados y todos los que interactúan con tu empresa (incluyéndote a ti). Mi metodología se enfoca en resolver problemas complejos de gestión empresarial con un enfoque humano y realista.

Si trabajo contigo, pondré todo mi conocimiento y la perspectiva de alguien que ha sido directivo de una multinacional, manejando equipos de cientos de personas y presupuestos de cientos de millones de euros. Como empresario, entiendo tus luchas y triunfos, y estoy aquí para ofrecerte no solo mi conocimiento, sino también mi experiencia vivida y auténtica.

Para mí, hacer esto es más que un trabajo; implica organizarme de manera excepcional para poder compaginarlo con mi labor como CEO de mi empresa tecnológica, pero sobretodo es un compromiso contigo y con el crecimiento de cada proyecto, así que espero recibir al menos el mismo nivel de compromiso

La transformación de tu negocio se parece más a resolver situaciones únicas que a seguir un conjunto estándar de procedimientos. Esto es más que mover palancas o pulsar teclas; es comprender y actuar sobre el núcleo mismo de tu empresa.

¿Listo para mejorar tu negocio?

Si te interesa pegarle un empujón notable a tu negocio, y llevarlo a un punto de mayor garantía de supervivencia y de rentabilidad, rellena este formulario y en menos de 2 días laborables me estaré poniendo en contacto contigo.

¿Por qué mis tres verbos?

SENTIR

El patrón más común de las personas con las que trabajo es el de un empresario que está al cargo de un negocio y siente una presión intensa en su gestión diaria debido a la falta de planificación estratégica, competencia feroz, cambios rápidos en el mercado. Llevando esta presión a un notable desgaste profesional al sentir que no están aprovechando todo el potencial de su negocio. Creando una sensación de frustración, vacío y soledad.

Este sentimiento se debe a que cuando una empresa no se gestiona eficazmente, su rendimiento suele disminuir, lo que a su vez puede afectar su crecimiento. Y lo que hace sentir a quien está al frente que están atrapados en una rutina operativa y no están aprovechando completamente las oportunidades que podrían impulsar su crecimiento y esto puede suele llevar a una reducción en la satisfacción del cliente, pérdida de mercado y, en última instancia, pérdida de ingresos.

CAMBIAR

Lo que hago es un servicio de acompañamiento integral que permite que sientas un apoyo real propiciando un cambio en la gestión de sus operaciones y estrategias. Mi meta es transformar el pensamiento estratégico en acciones concretas que propicien el crecimiento y mejoren la eficiencia operativa, pero la aproximación es siempre desde el punto de vista humano. Y esto es muy importante.

En contraste con la mayoría de las soluciones disponibles en el mercado que ofrecen un asesoramiento genérico y centrado principalmente en los números, toda mi experiencia como directivo en multinacional y también como consejero delegado de una empresa tecnológica me ha enseñado que el apartado humano y psicológico es infinitamente más potente e importante que los fríos números, y por ello mi enfoque se inclina hacia ese lado en la gestión empresarial.

Pero, ojo, es crucial aclarar que no soy psicólogo, ni tampoco mucho menos descuido la importancia de los números; reconozco plenamente que los datos son cruciales para medir el rendimiento y el éxito de una empresa. Sin embargo, subrayo que los números no son el objetivo en sí, sino la consecuencia de las acciones, decisiones y dinámicas humanas que se producen en la organización.

DISFRUTAR

Mientras la inmensa mayoría de soluciones se enfocan en alcanzar metas numéricas directamente y además se vanaglorian de ello, yo abordo los factores humanos y psicológicos que influyen en esos números. Mi perspectiva es que al atender estos aspectos fundamentales, los números deseados caerán como una consecuencia natural de una gestión más efectiva y armonizada. Esto no solo propone una manera más sostenible y humana de alcanzar el éxito, sino que también permite a las empresas disfrutar de un crecimiento más significativo y duradero.

MIS OBJETIVOS CONTIGO:

Si quieres asegurarte de que mis servicios de consultoría de negocio son para ti, solo tienes rellenar el siguiente formulario.

Antes de 2 días laborables, yo o alguien de el equipo se estará poniendo en contacto contigo.

Una cuestión importante

Debes tener en cuenta que esto es un servicio caro que puede rondar entre los 400 y los 1600 euros al mes, incluso superar esas cifras.

Por eso, quiero que leas con detenimiento la web y que te pongas en contacto conmigo cuando estés seguro de que quieres dar este paso transformador. Quiero que entiendas perfectamente qué vamos a hacer y cómo lo vamos a hacer, para que tu inversión tenga un resultado positivo.

¿Existen alternativas?

Por supuesto.

Puedes hacer un MBA en una prestigiosa escuela de negocios que te llevará 2 años y 100.000 euros, o gastarte 199 euros en un curso de internet de un tío que se pasea en un Ferrari alquilado y dice que tiene la fórmula de la Coca-Cola.

O no hacer nada y seguir como hasta ahora.

Si decides embarcarte también

conseguiras ...

  1. Tener a tu disposición al consejero delegado de una empresa tecnológica independiente de tu negocio, con una visión externa a tu empresa y a tu sector. Mi pensamiento no está condicionado por la cultura en la que se mueve tu negocio y no tengo vínculos emocionales tan fuertes como los puedas tener tú. Eso me permite ver qué no funciona.
  2. Tú sabes mucho de tu negocio y de tu sector, pero puede que no tengas suficiente información de otros sectores. Te ayudaré a implementar medidas que funcionan en esos otros sectores y que enriquecerán tu negocio. Y en un tiempo muy reducido.
  3. Dispondrás de más tiempo para dedicarlo a actividades que son claves para tu negocio.
  4. Te beneficiarás del conocimiento de quien ha sido directivo de grandes corporaciones y socio en innovadoras empresas tecnológicas.
  5. Me podrás exponer tus temores, expectativas y proyectos vinculados a tu negocio: es positivo y enriquecedor.
  6. Te diré qué es lo más positivo para tu negocio en cada momento, aunque eso suponga llevarte la contraria. Estás invirtiendo tu dinero y eso merece todo mi respeto y atención.

7. No estarás solo en la gestión de tu negocio.

¿Qué hay dentro?

Mantendremos conversaciones importantes para tu negocio, conversaciones que se traducirán en decisiones. Hablaremos de equipo, procesos, financiero, estrategia, innovación, tecnología, ventas… Vas a adquirir nuevos conocimientos y formas de trabajar más productivas que harán que logres dominar tu sector.

Pero, sobre todo, vas a encontrar una nueva forma de entender y gestionar tu negocio, con una perspectiva mucho más global.

  • Pondremos a producir todos los activos de tu negocio que no estés usando al 100 %.
  • Abriremos nuevos modelos de negocio que interesen a tus clientesDescubrirás la cantidad de ventas que has estado dejando escapar durante todo este tiempo.
  • Eliminaremos los procesos que tus clientes no valoran aspectos que no aportan nada al producto o servicio final.
  • Aprenderás que hay clientes a los que es mejor decirles que no.
  • Fijamos precios que sean buenos no solo para tus clientes, sino también para ti.
  • Mejorarás la forma de tomar decisiones, basándote más en indicadores y no tanto en intuición.
  • Conocerás cuales son los riesgos que asumes en cada momento.
  • Tendrás mayor tranquilidad, al conocer en todo momento la realidad de tu negocio.

¿Qué no vas a encontrar dentro?

La experiencia me ha demostrado que, si te lo dejo claro ahora, los dos ahorramos tiempo. Aquí que no busques:

  • No es una asesoría contable, fiscal, laboral ni nada similar.
  • No ganarás más dinero con triquiñuelas o «trucos» fiscales.
  • No vendo tecnología. Es fácil que la usemos, pero el objetivo es vender para ser más rentables.
  • Lo que te propongo no son servicios servicios de consultoría enlatada, marketing digital ni formación en ventas. Es algo más potente y efectivo.
  • Un giro de 180 grados. Si vendías zapatos, después de trabajar conmigo no venderás seguros.
  • No encontrarás un gurú de tu sector. Si vendes zapatos, parto de la premisa que tú conoces el mercado de los zapatos. Si vendes viajes, conoces el sector de viajes. Yo solo sé ser cliente.

Si quieres asegurarte de que mis servicios como consultor de empresas son para ti, solo tienes rellenar el siguiente formulario.

Antes de 2 días laborables, yo o alguien de el equipo se estará poniendo en contacto contigo.

Algunas preguntas y respuestas que son importantes:

La suscripción es interesante si necesitas un cambio más suave y progresivo.

La consultoría por proyecto está enfocada a generar un cambio de manera rápida. Es más intensa y los resultados son más significativos en el corto plazo.

La consultoría empresarial se abonará mediante domiciliación bancaria a principios de cada mes.

No.

Solo si fuese necesario profundizar o acelerar alguna mejora lo hablaríamos antes y tendrías que aprobarlo.

Sí. Por varias razones:

1- Mi trabajo es ayudar a que la rentabilidad aumente a través de la optimización del modelo de negocio. El conocimiento del negocio y de tu sector debes conocerlo tú.

2- La mayor parte de modelos de negocio y las técnicas propias de unos sectores pueden trasladarse a otros.

3- Trabajar en todos los sectores me permite tener una visión amplia y aplicar cualquier medida eficaz a tu negocio. Focalizarme en un único sector me llevaría a dar las mismas propuestas y soluciones a todos. Me sería más rentable a mí, pero no a ti. Y tengo el foco puesto en tu rentabilidad.

Sé que esto no es muy comercial, pero te diré que a veces me gusta jugármela con mis clientes.

Cuando rellenes el formulario, tendrás un campo para contarme lo que consideres. Dímelo y en función de tu negocio ideamos fórmulas creativas.

Soy consciente de que tu negocio no se va a detener y que tendrás que seguir con buena parte de tus responsabilidades.

Si estás tú solo o tu equipo no es muy grande, tendrás que hacer un pequeño esfuerzo adicional, sobre todo, al principio, mientras conozco en profundidad tu negocio.

Si el equipo es un poco mayor, puedo trabajar con una persona de tu organización que tenga una visión global y me facilite el acceso a la información, departamentos, personal… Alguien de administración o secretaría suelen ser buenos perfiles.

Depende de la complejidad. Puedes estar viendo resultados prácticamente desde el segundo mes. El primer mes lo dedico casi en su totalidad a efectuar una auditoría a tu negocio para entender cómo funciona.

No.

Podrás dejar de contar con mis servicios cuando lo consideres. Solo tendrás que avisarme con un mes de antelación para no enviarte el siguiente cargo.

Tener un sello propio, un modelo de negocio que te identifique en la mente de tus clientes y acudan a ti sin dudarlo para comprarte tus productos o servicios parece interesante.

Sin embargo, a partir de aquí, tú decides.