Qué es una incubadora de empresas y cómo funciona

incubadora de empresas

Poner en marcha un negocio es un proceso complejo y difícil, que además muchos emprendedores hacen de forma solitaria. Pasar por una incubadora de empresas hace que puedas apoyarte en otras personas para moldear tu negocio y estructurarlo mejor.

Según estás leyendo esto pensarás que pasar por una incubadora es algo que todos deberíamos de hacer. La verdad es que no te quito razón, pero como todo en esta vida consiste en acertar en la decisión de por cuál incubadora debes de pasar.

Esto es como el amor, de elegir a una persona o elegir a otra puedes pasar de tener la mejor relación del mundo o de verte en un círculo maligno del cual es difícil salir.

¿Qué es una incubadora de empresas?

Una incubadora es una empresa que da soporte y ayuda a emprendedores a crear su negocio. 

Lo hacen dando apoyo en áreas transversales del negocio, como son: ventas, operaciones, marketing, dirección, financiero, etc. Pero además de este conocimiento también te podrán ayudar en la búsqueda de financiación o en la posibilidad de obtener nuevos clientes.

Pero antes de que te leas todo este artículo te recomiendo que evalúes si tu negocio es susceptible de ser aceptado en una incubadora.

Para poder entrar en una incubadora tu proyecto debe de encajar en el concepto de start-up.

Muchas veces se llama start-up a todo negocio que se inicia, y no esto no es cierto. No por ser un negocio nuevo a automáticamente ya sea start-up. Sin embargo, toda start-up sí que es un nuevo negocio.


También te puede interesar:

Series recomendadas para emprendedores

5 Blogs de estrategia empresarial y negocios


 

Qué tiene que tener un negocio para que pueda ser aceptado en una incubadora

Una vez escuché a Cabiedes decir una frase que podría definir de forma bastante precisa lo que es una start-up y lo que no lo es.

Hay negocios que son muy rentables y hay otros que son invertibles.

Generalmente los invertibles son los que podemos decir que son start-ups

Como características generales podemos decir que serás una start-up cuando:

Debe de ser escalable

Un negocio es escalable cuando vender un producto o servicio adicional no genera apenas coste en el negocio, pero por contra sí genera notables ingresos.

Netflix es un buen ejemplo de negocio escalable.

Que una persona más se suscriba no genera un importante coste en la compañía. Esto se debe a que la plataforma ya está creada y los contenidos están disponibles. La nueva suscripción se podría decir que tiene un margen bruto muy alto.

La marca de gafas Hawkers también es un negocio escalable.

Me podrías decir que si se venden unas nuevas gafas la marca tiene que fabricarlas, y esto es cierto. Pero el modelo de negocio de Hawkers hace que el coste de producción sea muy bajo con respecto al precio de venta.

En sus comienzos, Hawkers vendía gafas por un precio de 20-25 euros con costes de producción entre 3 y 5 euros.

Como vemos, el coste que genera esta nueva venta es muy bajo (no llega al 20%) del precio de venta.

Un ejemplo de negocio no escalable es mi servicio de consultoría.

No es escalable porque el servicio lo presto yo y cuando me entra un nuevo cliente tengo que dedicarles horas. Podemos decir que le estoy vendiendo mi tiempo y conocimiento al cliente y existe una limitación de horas.

Crecimiento

Las startups deben de poder crecer rápidamente.

Si tienes un cuello de botella que no permite el crecimiento, probablemente no estemos hablando de una startup.

Si hay problemas en procesos de producción o se depende de una materia prima que es escasa y que puede generar que se pare el crecimiento ya estamos ante pistas de que puede que no estemos delante de una de ellas.

Inversión inicial

De manera general se necesitan importantes inversiones iniciales para poder comenzar con el negocio.

En muchas ocasiones estamos hablando de desarrollar herramientas específicas por las que se canaliza el negocio.

Por ejemplo Amazon tuvo que crear toda la infraestructura de la tienda online desde el principio antes de comenzar con las ventas de libros, esto supuso importantes inversiones al comienzo del camino.

También pueden ser instalaciones de fabricación, de tal forma que hasta que no se tengan los equipos necesarios no se puede comenzar con la comercialización de ese nuevo producto.

Si tu negocio no cumple estos tres parámetros probablemente tenga menos posibilidades de ser aceptada en una incubadora.

Pero ojo, que no cumpla estos requisitos no significa que sea un mal negocio y que no tenga ningún tipo de futuro.

Hay millones de negocios que no cumplen estos parámetros y que son grandes negocios con grandes rentabilidades y que no han pasado por ninguna incubadora de proyectos.

¿Cuáles son las funciones de una incubadora de empresas?

Las funciones de una incubadora son diferentes en función del tipo de proyectos que acepte, su ubicación, tamaño, etc.

Sin embargo, podemos afirmar que entre las habituales se encuentran:

  • Dar conocimiento transversal

No podemos, ni debemos saber de todo.

Con expertos en diferentes áreas nos ayudarán a darle forma y entender todas esas partes que no dominamos. Finanzas, marketing, software, ventas, operaciones, legal o fiscalidad son algunas de ellas.

Pero de esto te hablaré un poco más adelante ya que es un aspecto muy importante a la hora de elegir la incubadora.

  • Proveer de un espacio físico

Además de que te faciliten a un coste razonable un lugar donde tener el negocio, generalmente los proyectos comparten espacios con otros negocios. Esto hace que haya un flujo continuo de información y conocimiento entre ellos.

En el negocio que esté a tu derecha puede ser de impresión 3D, el que esté a tu izquierda puede ser de inteligencia artificial o el de delante sea un nuevo banco que esté naciendo.

Es algo que debes de aprovechar.

  • Contar con beneficios comunitarios

Toda empresa debe de presentar impuestos, en algún momento querrá imprimir un documento o necesitará contratar un software para su operativa.

Las incubadoras hacen que estos servicios puedan ser más económicos ya que se compartirán entre los proyecto que formen parte de la misma, repartiendo así gastos entre ellos.

Incubadora de empresas vs aceleradora de empresas

Para algunas personas hay cierto lío con lo de aceleradora e incubadora de empresas. Así quiero aprovechar este post para hacer una aclaración.

Una incubadora de negocios no es lo mismo que una aceleradora de empresas. Tienen funciones diferentes y hacen cosas diferentes.

Vale, ¿pero en qué se diferencian?

Las incubadoras se centran en ideas y proyectos que están en fases muy tempranas y que tienen potencial para llegar al mercado.

Las aceleradoras se centran en hacer que negocios que están en el mercado crezcan de manera muy rápida.

Las incubadoras van antes que las aceleradoras en la vida de un proyecto. Pero no haber pasado por una incubadora no inhabilita para que luego vaya a una aceleradora.

Qué debes tener en cuenta antes de elegir una incubadora de negocios

La elección de una incubadora es un aspecto clave. Una mala elección puede tirar por tierra el futuro de tu proyecto de negocio. Así que no debes de escoger la primera que se te pase por la cabeza.

Además hoy existen decenas de incubadoras a nivel nacional, pero también hay muchas que están fuera.

En mi opinión debes de tener en cuenta los siguientes factores en la elección de la incubadora:

Formación

Pueden ser webinars, seminarios, masterclass, o formación personalizada para cada negocio. 

Es importante que evalúes el nivel de la formación que vas a recibir para que te ayude en la gestión de tu negocio. También puede ser online o presencial.

Mentores

Si hablamos de la formación, es obligatorio hacer referencia a los mentores.

El nivel de los mentores y de los formadores es un aspecto crucial y que deberás de tener muy en cuenta a la hora de decantarse por una incubadora u otra.

Contactos

Participar en la incubadora te debería de aportar también contactos de diferente tipo, como pueden ser nuevos socios, inversores o clientes.

Entorno

Una vez que termines el periodo de incubación, ¿Qué sucede?, ¿sigues teniendo acceso a formación, contactos, etc.?

Quizás te parezca una cosa menor, pero te garantizo que un buen seguimiento vendrá muy bien a tu negocio.

Coste

La mayoría de las incubadoras cobran sus servicios con un porcentaje del negocio. Esto te permite acceder a lo anterior y también a fuentes de financiación.

Debes de valorar el coste que tiene y cómo influye en tu negocio.

Las 5 mejores incubadoras de empresas de España

En España hay grandes incubadoras de empresas, así que a continuación quiero dejaros algunas.

Las que no forman parte de esta lista no significa que sean peores, tampoco que sean mejoras, simplemente no están porque no vinieron a la mente antes.

Lanzadera

Para mí es la incubadora más completa. Está en Valencia y la puso en marcha Juan Roig uno de los fundadores de Mercadona y su actual presidente.

Aceptan proyectos de casi cualquier mercado y sector. Son muy transversales y tienen una potente comunidad.

Ship2B

Se centra en proyectos de impacto social. Tienen un muy buen vehículo de financiación.

Si tienes un negocio de impacto social es muy buena referencia.

Wayra

Es la incubadora de Telefónica. Tienen sedes repartidas por muchos países, como son España, Argentina, Colombia o Alemania.

Minerva

En esta participa la Junta de Andalucía y por tanto se centra en negocios que estén ubicados en esa región. Es muy generalista y al igual que con Lanzadera aceptan proyectos de diferentes sectores y mercados.

Seedrocket

Se centran en proyectos TIC. Está fundada por un grupo de inversores de referencia. Si tienes un proyecto TIC es una buena referencia para valorar.

incubadora de negocios

Como ves hay muchas y diferentes incubadoras de negocio, pero recuerda que tu proyecto tiene que cumplir unas características determinadas. 

Con mis servicios de consultoría de negocio trabajo con negocios que no cumplen generalmente las características de start-up. Me gusta trabajar con sectores aburridos y negocios tradicionales porque cuando se hacen las cosas bien son muy agradecidos. No es una incubadora de empresas, pero trabajaremos con las mismas metodologías.

José David Fernández
José David Fernández

Soy consultor de negocios y me dedico a ayudar a negocios como el tuyo a ser más rentables y duraderos.

Casi todos los días envío un correo con consejos y trucos para que puedas sacar lo mejor de tu negocio.

Es una newsletter para leer y aprender.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *