Consultoría de modelo de negocio para emprendedores y empresarios decididos

Antes de seguir quiero contarte algo.

Mis servicios se centran en ayudarte a descubrir y corregir esas ventas ocultas que tu negocio podría estar haciendo, y no hace.

Pero es importante que comprendas que lo importante es tu negocio. Las ventas, los procesos y cómo se relaciona tu cliente con tu negocio.

El foco está en el negocio no en ti.

Te cuento esto, porque con casi toda seguridad y aunque durante el proceso de mejora de tu negocio tú también adquirirás nuevos conocimientos, nuevas perspectivas y nuevas formas de trabajar, este no es el objetivo principal.

Esto no es un proceso de coaching, ni son servicios de marketing digital, ni tampoco formación en ventas.

Pero bueno, todo esto lo iremos viendo más adelante.

Vuelvo a lo que te estaba diciendo.

Infinidad de negocios se dejan ventas por el camino. Unos lo hacen por no molestar, otros, porque tienen miedo a parecer que están necesitados, pero la inmensa mayoría lo hace porque no saben que les pueden seguir vendiendo más y más cosas a sus clientes.

Hay un mito muy extendido en torno a los negocios que dice que a la gente no le gusta que le vendan.

Esto es tan falso como que la tierra es plana. Mira.

Si esto fuese cierto los centros comerciales deberían de estar vacíos, Amazon no existiría y El Corte Inglés sería un modelo de peinado.

Lo que hay que saber es cuándo y cómo venderles esa segunda vez para que haya una tercera, una cuarta, una quinta….

Como dice Isra Bravo, los humanos estamos programados para comprar.

Compramos cosas y contratamos servicios para que nos hagan la vida más fácil y sentirnos mejor.

Estamos continuamente comprando.

Lo tenemos tan dentro de nosotros, que bajamos a sacar la basura con la tarjeta de crédito en el bolsillo por si en el camino nos encontramos con algo interesante.

Y digo yo.

Si tu cliente quiere comprar, ¿es mejor que te compre a ti o que le compre a otro?

Da igual que seas una empresa de embutidos, una copistería, una consultora de software o un tarotista.

Da igual el sector al que te dediques. Fíjate.

En la aviación lo tienen claro.

Despegar un avión es caro, y saben que sus clientes durante un tiempo determinado no van a poder escaparse a ningún lado.

¿Qué hacen?. Ofrecerte mientras estás volando, relojes, perfumes, billeteras…

¿Es su negocio?. No.

Entonces, ¿Por qué lo hacen?

Porqué saben que tienes que estar allí un tiempo. Estás relajado, saben que no puedes hacer mucho hasta llegar a tu destino, y para hacerte más llevadero el viaje, la compañía publica una revista que tiene el catálogo dentro.

¿Hay algo que te gusta o no llevas recuerdo de tu viaje?

Compras.

Si no te interesa lo que te ofrecen, pasas de largo. Nadie se molesta.

No pasa nada.

A los 30 segundos ya no te acuerdas ni de lo que te habían ofrecido.

Sigues con tu viaje. Pensando qué vas a hacer en cuanto llegues.

No hay prácticamente inversión, solo aprovechan tu situación como cliente para rentabilizar a mayores su negocio.

Lo llevan haciendo muchos años y continúan con ello porque ganan dinero.

Es rentable.

«Ayudo a empresarios y emprendedores a que sus negocios sean más rentables y duraderos.

¿Cómo?

Optimizando tu modelo de negocio, identificando los puntos de fricción, y aprovechando todos los recursos disponibles del negocio con un único objetivo, aumentar las ventas.

Esto que te voy a contar ahora es importante.

Quiero que sepas que no tengo una varita mágica.

Tampoco tengo una Thermomix en la que metemos un par de modelos junto con unos post-it que tenemos en la pared, y que de forma automática todo se convierta en verde y maravilloso.

Esto no funciona así.

No es una ciencia exacta.

Por cierto, con esto no digo que los modelos no sean importantes. Lo son.

Pero más importante, es identificar cómo podemos usarlos y adaptarlos a cada situación concreta.

Nos centraremos en qué venderles a tus clientes, cómo venderles y cuándo venderles. En definitiva, en potenciar tu modelo de negocio.

Con ello, casi seguro tendrás un negocio que venda más y de manera más rentable.

Si decides contratar mis servicios, esto es lo que vas a encontrarte.

Por cierto, con mis clientes no me limito a lo anterior.

  • Aporto toda mi experiencia. Yo también he tenido y tengo negocios.
  • Ayudo en la priorización de las mejoras a implementar.
  • Ayudo en la ejecución las medidas necesarias.
  • Ayudo en la generación del nuevo flujo de operaciones.
  • Ayudo en la construcción de una estrategia.
  • Digo las cosas claras. Estás invirtiendo tu dinero y eso merece toda mi atención y respeto.

¿Qué no vas a encontrar en mis servicios?

Te lo cuento, porque la experiencia me ha mostrado que así nos ahorramos tiempo.

¿Listo para mejorar el negocio?

Rellena este formulario y me pondré en contacto contigo en menos de 2 días laborables para preguntarte todo lo que necesito saber de tu negocio y así pasarte una propuesta de servicios.

[hubspot type=form portal=8860743 id=bdc4b8a1-b227-4fcd-a2b3-880ca4d2f5b0]

Algunas cuestiones
que te puedes estar haciendo

No puedo dar una cifra exacta.

Depende del tamaño del negocio y de los puntos de actuación. Es un trabajo personalizado para cada uno de los negocios, exige invertir tiempo y damos propuestas efectivas y reales a nuestros clientes.

Cuando un cliente decide mejorar el modelo de negocio, soy consciente de que ha dado un paso importante y que quiere ver los resultados cuanto antes.

Por eso, desde la fecha de comienzo la duración generalmente está entre 1 y 3 meses. Aunque excepcionalmente puede superar los 3 meses en proyectos de cierto tamaño.

Sí. Por varios motivos:

1 – Mi trabajo es ayudar a aumentar la rentabilidad del negocio y lo hacemos a través de la optimización del modelo de negocio. El conocimiento del negocio y sector lo deberías de tener tú.
2 – La mayor parte de modelos de negocio y técnicas que se usan de manera habitual en unos sectores se pueden llevar a otros. 
3 – El trabajar en todos los sectores me permite tener un visión más amplia de todo lo que sucede para que los podamos aplicar a tu negocio.
4 – Si me focalizo en un único sector, desde el primer cliente estaría dando las mismas propuestas y soluciones a todos. Para mi sería mucho más rentable, pero no para ti.

Firmaremos un contrato y una de las clausulas será de no competencia. No tendré en 2 años ningún cliente que pueda ser competencia directa tuya.

A veces me gusta jugármela con mis clientes.

Cuando rellenes el formulario tendrás un campo para contarme lo que consideres. Dímelo y en función de tu negocio pensamos en fórmulas creativas.

Soy consciente que tu negocio no se va a detener, y eso te hará mantener una buena parte de tus responsabilidades.

Si tu equipo no es muy grande te obligará a realizar un pequeño esfuerzo adicional, especialmente al principio del proceso para que pueda conocer en profundidad tu negocio.

Si el equipo es un poco mayor, puedo trabajar con una persona de tu organización que tenga una visión global y me facilite el acceso a información, departamentos, personal… Alguien de administración o secretaría suelen ser buenos perfiles.

El trabajo está finalizado cuando absolutamente todo lo que hemos decidido abordar se termine y esté operativo. Cuando llegue ese día yo saldré por la puerta del negocio dejando una organización operativa e independiente 100%.

Frenar el goteo constante de ventas potenciales que podrías hacer y no haces, o identificar porque tus clientes no te compran todo lo que podrían comprarte parece interesante. Sin embargo, a partir de aquí debes de decidir tú.

Rellena este formulario y antes de 2 días laborales me pondré en contacto contigo.
[hubspot type=form portal=8860743 id=bdc4b8a1-b227-4fcd-a2b3-880ca4d2f5b0]

Quizás hayas visto
que en la web no hay ningún logro, logo o referencia a clientes

Lo hago así porque:

  • Considero que uno de los aspectos más importantes para alguien que hace consultoría es la discreción.
  • Lo importante eres tú y tu negocio. Tú debes de ser la estrella, no yo.
  • Como estoy seguro de que los cambios van a ser notables, tanto tú como yo nos evitamos problemas con tu competencia. Si me quieres recomendar es suficiente que lo sepamos tú, yo y a quien me recomendaste.

Desde que le des al botón enviar, toda la información será confidencial.

Además, podría poner unos logos o testimonios que fuesen de cualquier amigo con negocio.